A menos de dos meses de Rusia 2018, ya se siente la fiebre mundialista. Y todos estamos con la expectativa de ver rodar el balón del mundial en cada uno de los estadios. De hecho, en Celebreak no nos hemos aguantado y ya tenemos algunos Adidas Telstar 18 rodando en nuestras pachangas. Muchos de los miembros de la comunidad han testeado y jugado con el balón del mundial y debemos decir que los avances tecnológicos del mismo son alucinantes.

Sin embargo, para llegar a la existencia del Telstar 18 hay una larga historia que contar, la cual comienza en 1930. Este fue el año en el que se jugó la primera copa del mundo en Uruguay. Y con ello, el primer balón del mundial.

Te invito a descubrirlos en detalle, uno por uno.

balón del mundial

El balón del mundial: 1930-2018.

De seguro sabes que hace casi un siglo los balones de fútbol eran muy distintos. Más pesados, de un cuero durísimo, con costuras exteriores. Incluso los jugadores de aquel entonces usaban boinas para protegerse la cabeza al momento de impactar estos balones. Pasaron 21 mundiales para encontrarnos al Telstar 18, completamente termosellado y con un chip que interactúa con una aplicación móvil.

Pero de eso vamos a hablar al final. Comencemos por el principio.

El balón del mundial Uruguay 1930: el de cada equipo.

No es una broma. Como si fuera una pachanga entre amigos en el campo de tierra del barrio, el balón utilizado en la copa del mundo Uruguay 1930 era el que cada equipo llevaba al campo.

Esto sucedió hasta la final, donde la organización decidió jugar cada tiempo con un balón distinto. El primer tiempo se jugó con el “Tiesto”, perteneciente a la selección argentina.

balón del mundial

Y el segundo tiempo, con Uruguay como dueño, se utilizó el “T Model”.

balón del mundial

Parece que el campeón se aseguró de la victoria con su propio balón, no?

El balón del mundial Italia 1934: Federale 102.

Este balón es el responsable de que los jugadores de aquel entonces utilizaran boinas. Como el Federale 102 tenía una costura de cuero hacia su exterior, el mismo lastimaba notablemente la piel de los jugadores al impactar.

balón del mundial

 

Todo muy distinguido en los gorros o boinas de los jugadores, pero de ninguna manera representaba una moda por pura estética. Imaginas los cortes en la frente o en el cuero cabelludo que te pueden causar esas costuras de cuero?

 

Asi se vendía el Federale 102 como el balón del mundial 1934.

balón del mundial

Empezaba a utilizarse un balón específico para el torneo, al menos. Pero aún faltarían varias copas del mundo para su “oficialidad”.

 

El balón del mundial Francia 1938: Allen.

La evolución del Federale 102 condujo a un nuevo modelo para la copa del mundo 1938. El “Allen” estaba compuesto por 13 paneles de piel, a diferencia de los 12 que tenían los anteriores balones mundialistas. Este panel extra se agregaba en la zona por la que se inflaba el balón. Además era el primer balón que no estaba compuesto de tiento, lo cual beneficiaba a los jugadores para rematar de cabeza sin miedo.

Su nombre era básicamente el de la empresa que lo producía.

balón del mundial

 

El balón del mundial Brasil 1950: Super Duplo T.

Luego de 12 años sin copas mundiales, a causa de la 2ª Guerra Mundial, en Brasil se presenta el Super Duplo T. De industria nacional, ofrecía un cuero mucho más suave y ligero que el del Allen. Además, ya no tenía ninguna costura exterior, introduciendo un sistema de válvula muy parecido al actual para poder inflarlo.

balón del mundial

Con este balón se produjo uno de los sucesos históricos más espectaculares de la historia de los mundiales: el Maracanazo.

El balón del mundial Suiza 1954: Swiss World Champion.

Por primera vez en la historia de los balones mundialistas, todas las costuras son interiores. Además, innovó gracias a su color anaranjado.

balón del mundial

 

A diferencia de los balones anteriores, el Swiss World Champion estaba compuesto por 18 paneles. 5 más que su antecesor, el Duplo T. Con este balón se produjo el partido con más goles en la historia de los mundiales: 7-5 entre Suiza y Austria.

 

El balón del mundial Suecia 1958: Top Star.

Con un nombre que parecía destinado a asociarse con la explosión de un jovencísimo Pelé en 1958, el Top Star se produjo en dos colores. Uno natural, con una piel sin tratar. Y otro en blanco, como el que se utilizó en la final entre Brasil y Suecia.

balón del mundial

Recordemos el espectacular gol de Pelé durante esta final, con el Top Star blanco.

 

El balón del mundial Chile 1962: Mr.Crack.

De fabricación chilena, ofrecía una gran innovación en el diseño de los paneles. Los mismos pasaron de ser rectangulares a contar con formas menos alargadas.

balón del mundial

La anécdota del Mr Crack tiene que ver con su uso, ya que después del mundial Chile 1962, este balón fue utilizando como balón oficial de la liga local hasta finales de la década del 70.

Sin embargo, durante Chile 1962 también se utilizaron balones con 18 paneles, algo que cambiaría en el futuro más inmediato.

 

El balón del mundial Inglaterra 1966: Slazenger Challenge.

De industria británica (por supuesto), el balón se produjo por la marca Slazenger, muy emparentada con las pelotas de tenis. De hecho, las pelotas oficiales de Wimbledon son de esta marca. Sin embargo, tuvieron su irrupción durante la copa del mundo de 1966 ganada por los locales.

Con algunas novedades en la distribución de los paneles, que nuevamente fueron más alargados, por primera vez se utilizó el mismo balón en toda la competición. Eso si, en la final el balón fue de un color distinto al del resto de los partidos: rojo.

balón del mundial

Con este famoso balón rojo se produjo una de las polémicas más grandes de la historia de los mundiales: el gol de Geoff Hurst en la final frente a Alemania.

Habrá nacido aquí la idea del VAR?

El balón del mundial México 70: Adidas Telstar.

Se puede decir que aquí comienza la era moderna de los balones en mundiales. Adidas comienza a ser el proveedor oficial de balones para la copa del mundo, y en su primera participación presenta el Telstar.

balón del mundial

 

Rupturista e innovador, el Telstar marcará para siempre la historia de los balones. Un diseño icónico con paneles pentagonales en negro y hexagonales en blanco, donde hasta el día de hoy podemos reconocer en los emojis de whatsapp como símbolo de un balón de fútbol.

Su nombre se debe a la conjunción de “TELevision STAR”, ya que México 1970 fue el primer mundial televisado. Además, a diferencia de sus antecesores, era fabricado en Francia y no en el país organizador del torneo.

Con este balón se despide el trofeo Jules Rimet para dar lugar al actual trofeo que conocemos como la copa del mundo.

 

El balón del mundial Alemania 1974: Telstar Durlast.

Como te hemos comentado, el icónico y exitoso diseño del Telstar 1970 fue tan grande que Adidas decidió repetirlo para Alemania 1974.

balón del mundial

El Telstar Durlast es el balón con el que Franz Beckenbauer comienza a hacer historia ganando el mundial como jugador, para luego completar el record 16 años después ganando el trofeo como entrenador.

balón del mundial

 

El balón del mundial Argentina 1978: Tango.

Nace otro ícono de los balones: el Adidas Tango. Hasta el día de hoy podemos encontrar mil y una versiones de este balón que se ha transformado en todo un clásico. Incluso, en muchos torneos amateurs y profesionales se lo utiliza como balón oficial.

balón del mundial

Con materiales que intentaban impermeabilizarlo, evitando un drástico aumento de peso al utilizarse bajo lluvia o en campos mojados, mantuvo su diseño a base de paneles en forma de pentágonos y hexágonos. Eso si, a la vista se había creado un look que acompañaría a los balones FIFA hasta la copa del mundo Francia 1998.

Su nombre? Claramente alusivo a la popular música y baile argentino y rioplatense.

 

El balón de España 1982: bailemos otro Tango.

Al igual que con el Telstar, Adidas decide repetir la fórmula del éxito. Con una gran aceptación por parte de los futbolistas y el público, el Tango España vuelve a irrumpir en la historia de los mundiales.

balón del mundial

La novedad en el Tango España eran sus innovaciones tecnológicas. Si bien continuaba siendo de cuero, presentaba unas costuras que lo impermeabilizaban más aún que la primera edición del Tango 78.

La recordada celebración de Marco Tardelli en el 2º gol de Italia en la final vs Alemania fue gracias al momento en el que el Tango España toca la red. Y con ello, Italia comenzaba a acariciar su 3ª copa del mundo.

 

El balón del mundial México 1986: Azteca

El balón del mundial comenzaba a ser toda una obra de arte. Respetando el ya clásico diseño de paneles, el Azteca incorpora figuras e ilustraciones alusivas a la cultura precolombina de México.  Sin embargo, introdujo una innovación total: la de ser el primer balón que no era fabricado en cuero.

balón del mundial

La utilización de material sintético aumentó la durabilidad del balón y su resistencia al agua.

Imposible no asociar México 1986 y el Azteca a la descomunal actuación de Diego Armando Maradona durante el torneo.

 

El balón del mundial Italia 1990: Etrusco Único.

A finales del siglo XX y con todos los avances tecnológicos, cada presentación del balón del mundial suponía todo un suceso. Y el Etrusco Único irrumpía para ser considerado como uno de los mejores y más bonitos balones de la historia.

balón del mundial

Además de un impactante diseño aludiendo a la antigua cultura etrusca, sus innovaciones tecnológicas daban un salto gigante en comparación a su antecesor. El Etrusco Único fue el primer balón de la historia en contar con una capa interna de espuma negra de poliuretano, capaz de impermeabilizarlo totalmente. De este modo, el balón era más rápido y ligero.

Italia 1990 no mostró un juego muy vistoso. Pero por el contrario, ofreció uno de los mejores balones de la historia del fútbol.

El mismo fue utilizado como balón oficial en Italia 1990, la Eurocopa 1992 y los JJ.OO de 1992 disputados en Barcelona.

 

El balón del mundial EEUU 1994: Questra.

A fines del siglo XX (24 años atrás para ser más exactos, así no suena tan lejos en el tiempo… o si?) las innovaciones tecnológicas lo acaparaban todo. 4 años de diferencia entre los balones de fútbol mundialistas podían ofrecer enormes diferencias. Y en el Adidas Questra podíamos encontrarlas desde muchos aspectos.

balón del mundial

Con ilustraciones basadas en la carrera espacial de EEUU, país que albergó la copa del mundo 1994, el Questra se volvió más ligero y más rápido que el Etrusco Único. Pero además presentó una característica extra: la de su aceleración al momento del disparo. Esto se debía a la utilización de 5 materiales sintéticos para su construcción, envueltos en una espuma de poliestireno. De este modo el balón ganó en suavidad al tacto, permitiéndole a los futbolistas convertir goles espectaculares desde media y larga distancia. Esto último provocó el nacimiento de una de las quejas más comunes hasta estos dias: la de los porteros y el movimiento del balón en el aire.

El gol de Gheorghe Hagi a Oscar Córdoba es uno de los mejores ejemplos para entender esta nueva problemática.

 

El balón del mundial Francia 1998: Tricolore.

Por primera vez en la historia, el balón del mundial era multicolor. El blanco y negro, tal y como había sucedido con las pantallas de los televisores, había quedado atrás. Y el Tricolore se vestía con los colores de Francia para albergar la última copa del mundo del siglo XX.

balón del mundial

Incluía una capa de “espuma sintética”, un avanzado material compacto compuesto de microburbujas rellenas de gas, cerradas individualmente y muy resistentes. La espuma sintética aumentó aún más la durabilidad del balón, su recuperación energética y su capacidad de respuesta.

La Francia de Zinedine Zidane por fin levantó la copa del mundo en su país, conservando el recuerdo del Tricolore como el balón que consagró a la selección gala. Además, fue el último balón diseñado con el mismo patrón de ilustraciones que comenzaron con el Tango 1978. En el 2002, con el primer mundial del siglo XX, encontraríamos un balón muy distinto.

 

El balón del mundial Korea-Japón 2002: Fevernova.

La dinastía comenzada con el diseño del Tango 1978 había llegado a su fin. Y con el nuevo siglo, nace una nueva forma de construir balones de fútbol.

El Adidas Fevernova representó el mayor avance tecnológico desde fines de los 70. Rediseñado con colores y formas basadas en las culturas orientales, el Fevernova se mostraba como un balón ultra ligero (445g) y con una capacidad de vuelo inesperada. Las quejas que 8 años antes habían comenzado con el Questra se multiplicaron con el Fevernova.

balón del mundial

El Fevernova presentaba una refinada capa de goma espuma sintética que le da al balón mayores características de desempeño y tres capas de malla que permiten un vuelo más preciso y predecible.

Alguna vez has pateado un colchón? Bien, la sensación que ofrecía este balón era similar, gracias a esta capa de goma espuma.

Su nombre esta relacionado con la fiebre que despierta el fútbol y en particular, con la copa del mundo.

Ronaldo Nazario da Lima, quien vió frustradas sus ilusiones 4 años antes con el Tricolore, consiguió alcanzar su sueños al convertir dos goles en la final vs Alemania. La Fevernova será un recuerdo inolvidable para “o fenómeno”.

 

El balón del mundial Alemania 2006: +Teamgeist.

El “espíritu de equipo” (Teamgeist en alemán) por primera vez fue diseñado por una empresa externa a Adidas: Molten Corporation. Lo que si quedó a cargo de la marca alemana fue su fabricación, la cual innovó con 14 paneles curvos que le daban una forma completamente esférica al balón. Además estos paneles están unidos, dejando atrás la era de las costuras.

balón del mundial

Más allá de sus notables avances tecnológicos, el +Teamgeist presentaba un detalle nunca antes visto: su personalización con el nombre de los países que disputaban el encuentro, la fecha y hora del saque inicial, junto con el nombre del estadio. Para la final se usó un balón de partido especial: “+Teamgeist Berlin”. El diseño es el mismo que el de los otros balones, pero realizado en oro con detalles en blanco y negro y los interiores de las 6 caras diferentes en dorado.

La inolvidable actuación de Zinèdine Zidane frente a Brasil en cuartos de final quedará en el recuerdo como el momento en el que el +Teamgeist supo lo que era rodar con elegancia y al compás de toda una demostración de fútbol.

 

El balón del mundial Sudáfrica 2010: Jabulani.

Polémico como casi ningún balón en la historia de los mundiales, fue desarrollado por la Universidad de Loughborough, Reino Unido. Jabulani, que en zulú significa “celebrar”, presenta un diseño con 11 colores alusivos al número de jugadores de un equipo.

balón del mundial

Con una redondez perfecta, ha sido blanco de críticas por una infinidad de jugadores. Los porteros, especialmente, han mostrado su descontento con un balón que parecía imposible de atrapar en el aire debido a su movimiento. Justo Villar, Fernando Muslera, Iker Casillas (aún siendo una de las caras de Adidas), Gigi Buffon, Sergio Romero… tanto y tantos porteros que no pararon de quejarse del mismo.

Hasta el propio Maradona y Lionel Messi mostraron su descontento con el Jabulani, argumentando que “Es muy complicada para los arqueros, para nosotros. No le agarramos la mano todavía, ojalá que pronto nos vayamos acostumbrando, porque no nos queda otra.”.

Eso si. De quien no esperamos ni una crítica del Jabulani es de Andrés Iniesta. No?

 

El balón del mundial Brasil 2014: Brazuca.

Por primera vez en la historia, el nombre del balón del mundial fue elegido por los habitantes del país organizador mediante una votación. El balón del mundial 2014 trae una nueva configuración de paneles, coloridos detalles basados en el logo del evento y un diseño con la constelación de estrellas presentes en la bandera brasileña.

balón del mundial

Para no sufrir las críticas que recibió su antecesor, el Jabulani, Brazuca debió superar las pruebas más exigentes durante más de dos años y medio, y en ellas tomaron parte más de 600 de los mejores jugadores de todo el mundo y 30 equipos de más de diez países a lo largo y ancho de tres continentes distintos. Cuenta con 6 paneles simétricos que ayudan a mejorar el control y el contacto, así como la estabilidad y la aerodinámica sobre el terreno de juego.

Si bien tiene que ver con el mundial organizado en su país, Brazuca no representa los mejores recuerdos de la canarinha. Verdad?

 

El balón del mundial Rusia 2018: Telstar 18.

El viaje de 88 años llega a su fin, y nos deja con un toque de nostalgia. Porque volvemos a ver que el balón del mundial 2018 se llama Telstar, tal como el de México 1970 y Alemania 1974.

balón del mundial

 

Por supuesto, está basado en aquel primer balón de Adidas para la copa del mundo. A diferencia de aquel de 1970, su inspiración no es la televisión, sino la era digital representada en los píxeles que se le pueden apreciar.

Completamente termosellado, posee un chip NFC que permite interactuar con el mismo mediante una app que puedes descargar desde tu móvil. Al igual que Brazuca, también cuenta con una capa exterior que le aporta cierto grip a su control.

Qué historias nos tendrá deparadas el Telstar 18? Morimos de ansiedad por saberlo, a menos de dos meses para que comience a rodar en Rusia 2018.