Sebastian Foth

Sebastian Foth es el director de operaciones y cofundador de CeleBreak, así como responsable de todos los asuntos legales y financieros. Tras empezar, junto con Daniel Foth, a organizar partidos, crear y supervisar torneos, actualmente está al frente de las operaciones de la empresa, supervisando el proceso de contratación del mejor talento para nuestro creciente equipo, supervisando todas las tareas administrativas y todo lo relacionado con el continuo crecimiento de CeleBreak.
Sebastian es licenciado en Gestión y Economía de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia. Además de su título, Sebastian es un futbolista de increíble talento desde su juventud. Una pasión muy arraigada por el fútbol y una sólida experiencia como jugador de alto nivel, así como en la organización de torneos, le han enseñado las técnicas y habilidades necesarias para hacer realidad este creciente sueño junto con Daniel Foth.
Sebastian comenzó a jugar a la temprana edad de 5 años en el equipo de fútbol local cerca de Langen, Alemania, donde nació y se crió, lo que encendió una pasión de por vida por el juego y todo lo que conlleva. Después de haber jugado durante toda su juventud en las mejores ligas, como el Darmstadt 98, el FSV Frankfurt y algunas otras, deseaba jugar a nivel profesional, aunque, por desgracia, no pudo conseguirlo. Los principios, la disciplina y el trabajo en equipo que aprendió durante estos años le dejarían una huella inolvidable.
Después de vivir en Barcelona un poco más de un año, entre 2017 y 2018, y de compartir numerosos partidos con su hermano, Daniel Foth, empezaron a pensar en cómo podían compartir su amor por el juego con todo el mundo quitando todo el engorro de la planificación y organización. Después de organizar algunos de los primeros torneos y partidos de CeleBreak, se dieron cuenta de que tenían algo especial.
Sebastian está continuamente motivado por su deseo de hacer crecer la comunidad de CeleBreak y mejorar constantemente el producto. Se dio cuenta de que, aparte del fútbol, las conexiones duraderas que hacían los jugadores de CeleBreak en el campo eran algo realmente especial de presenciar. No ajeno a la organización de las tertulias después de los partidos en sus inicios y a la adopción de esta filosofía de camaradería después del partido, Sebastian consigue un equilibrio entre el fútbol y la diversión, dentro y fuera del campo en su vida profesional y personal.
Hoy en día disfruta haciendo una profesión del deporte que le cambió la vida y le enseñó tanto. Compartir esa pasión con gente nueva de todo el mundo es algo que aprecia, valora e inspira a todo el equipo de CeleBreak.